miércoles, 11 de julio de 2007

EL PESCADOR


Descubrir con asombro renovado
al pescador que vuelve cada tarde,
como vuelven las olas,
como vendrá la brisa con la noche,
y esperar otra vez sobre la roca,
abrumado en el centro de la vida,
a que la sombra inunde
lentamente mi sombra.

Vicente Gallego

Cabo Estai (Vigo)

1 comentario:

Caón Demente dijo...

Y es que en parte la dicha consiste en no dejarse de asombrar por las cosas simples que pasan cada día, ser como aquel vagabundo, que ve en cada ocaso la promesa de un nuevo amanecer.
Saludos